A pesar de que la Resolución de 16 de Febrero sobre la contabilización del Impuesto sobre Sociedades no ha generado demasiado ruido, en su redacción incorpora criterios, que, aunque no pueden tildarse de novedosos, sí suponen un endurecimiento de los criterios de contabilización de las provisiones por impuestos, medie o no una comprobación administrativa.

Analicemos los distintos aspectos sobre el reconocimiento y registro de una provisión para impuestos.

SOBRE EL MOMENTO DEL RECONOCIMIENTO DEL PASIVO

La citada Resolución incluye en su texto los siguientes párrafos:

  • En el Art. 18.1 y en la Exposición de motivos –> “Con carácter general, las obligaciones presentes de naturaleza fiscal, se deriven o no de un acta de inspección, deberán ocasionar en el ejercicio en que surjan el reconocimiento de una provisión por el importe estimado de la deuda tributaria.
  • En la Exposición de motivos, dicho párrafo se puntualiza –> “A tal efecto cabría aclarar que en ningún caso resultará aceptable justificar la ausencia de registro de una obligación por la eventualidad de que se produzca o no una comprobación administrativa, ni tampoco calificar la obligación como remota cuando surja una discrepancia como consecuencia de la citada comprobación o inspección, o a raíz de los criterios mantenidos por las Administraciones Públicas o por los Tribunales de Justicia sobre hechos de similar naturaleza a los que se refiere la obligación.

Por tanto parece claro cuándo contabilizar la provisión, ¡¡¡ SIEMPRE ¡¡¡.. que exista evidencia de un incumplimiento o posible incumplimiento de la normativa fiscal, sin justificación de ausencia de registro.

SOBRE LA PARTIDA EN LA QUE RECONOCER EL PASIVO

El artículo 18.2 establece que “La provisión a la que hace referencia el número anterior o, en su caso, si se trata de importes determinados, la deuda con la Hacienda Pública, se registrará con cargo a los conceptos de gasto correspondientes a los distintos componentes que la integran.

La citada provisión figurará en la partida 4. «Otras provisiones» del epígrafe I «Provisiones a largo plazo» de la agrupación B) «Pasivo no corriente» del balance o en una partida de la agrupación C) Pasivo corriente, del epígrafe II «Provisiones a corto plazo» si el vencimiento de esta provisión es inferior al año; en su caso, la mencionada deuda, si tiene un vencimiento inferior a un año figurará en la partida 6. «Otras deudas con las Administraciones Públicas» del epígrafe C.V «Acreedores comerciales y otras cuentas a pagar» del pasivo del balance, mientras que si la deuda con la Hacienda Pública tuviese un vencimiento superior a un año, figurará en la partida «Administraciones públicas a largo plazo» que se creará al efecto en el epígrafe B.II «Deudas a largo plazo» del pasivo.

Por tanto, podríamos establecer el siguiente esquema:

  1. Si NO son importes determinados:
  • a. Si el vencimiento es inferior al año: Se debería contabilizar en la cuenta 5291 “Provisión a corto plazo para impuestos” y presentarse en la partida C.II. “Provisiones a corto plazo” del pasivo del balance.
  • b. Si el vencimiento no es inferior al año: Se debería contabilizar en la cuenta 141 “Provisión para impuestos” y presentarse en la partida B.I.4. “Provisiones a corto plazo” del pasivo del balance.
  1. Si son importes determinados:
  • a. Si el vencimiento es inferior al año: Se debería contabilizar en una cuenta 475 “Hacienda Pública, acreedora por conceptos fiscales” y presentarse en la partida C.V.6 “Otras deudas con las Administraciones Públicas” del pasivo del balance.
  • b. Si el vencimiento es superior al año: Se debería contabilizar en una cuenta 475 “Hacienda Pública, acreedora por conceptos fiscales” y presentarse en la partida “Administraciones Públicas a largo plazo” creada al efecto en el epígrafe B.II “Deudas a largo plazo” del pasivo del balance.

SOBRE LA PARTIDA EN LA QUE REGISTRAR EL EFECTO SOBRE PyG

El artículo 18.3. establece que estas operaciones se registrarán “… de acuerdo con lo siguiente:

a) La cuota del impuesto sobre sociedades del ejercicio se contabilizará como un gasto en la partida 17 «Impuesto sobre beneficios». A tal efecto se podrá emplear la cuenta 633. «Ajustes negativos en la imposición sobre beneficios» contenida en la cuarta parte del Plan General de Contabilidad.
b) Los intereses correspondientes al ejercicio en curso se contabilizarán como un gasto financiero, que figurará en la partida «Gastos financieros» de la cuenta de pérdidas y ganancias.
c) Los intereses y las cuotas correspondientes a todos los ejercicios anteriores se contabilizaran mediante un cargo en una cuenta de reservas cuando habiendo procedido el registro de la citada provisión en un ejercicio previo, éste no se hubiese producido. Por el contrario, si el reconocimiento o los ajustes en el importe de la provisión se efectúan por cambio de estimación (consecuencia de la obtención de información adicional, de una mayor experiencia o del conocimiento de nuevos hechos), se cargará a cuentas del subgrupo 63 por el importe que corresponde a la cuota y a cuentas del subgrupo 66 por los intereses de demora, correspondan éstos al ejercicio o a ejercicios anteriores.
d) La sanción producirá un gasto de naturaleza excepcional, que se contabilizará mediante la cuenta 678. «Gastos excepcionales».

Por tanto, podemos establecer las siguientes criterios en la contabilización:

  1. Los efectos del impuesto correspondiente al ejercicio en el que se contabiliza se registrarán en el mismo ejercicio en cuentas de gasto, distinguiendo entre intereses, que se registran en las cuentas de gastos financieros, y el gasto por impuestos, en dónde corresponda según su naturaleza.
  2. Respecto a los efectos que correspondan a ejercicios anteriores, se han de hacer distinciones en función de:
    a. Si el efecto era conocido en ejercicios anteriores, deberá registrarse en cuentas de reservas.
    b. Si el efecto NO era conocido en ejercicios anteriores, deberá registrarse de acuerdo a los criterios descritos en 1º y tratarse como un cambio de estimación en las Cuentas Anuales.
  3. Por otra lado, las sanciones producirán efectos en la cuenta 678 de “gastos excepcionales”.

Esperamos que esta información sea de su interés.

Audifiel, S.L.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos, están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>