Los antecedentes de esta nueva obligación de información en la memoria de las cuentas anuales, los encontramos en la disposición adicional tercera de la ley 15/2010, de 5 de julio, en donde se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales. En ésta, se mandata al ICAC para que resuelva sobre la información a incluir relativa a los aplazamientos de pago a proveedores en las cuentas anuales. En consecuencia, el 29 de diciembre de 2010, el ICAC publica la Resolución en la que da cumplimiento a lo establecido en la disposición adicional tercera (Esta resolución puede descargarla en nuestra web en la sección Actualidad).

La Resolución gira en torno al “Deber de información” en las cuentas anuales sobre el cumplimiento de las obligaciones de pago a proveedores, precisando que son aquellos que se incluyen en su correspondiente epígrafe del pasivo corriente, es decir, las deudas contraídas por las operaciones comerciales por la adquisición de bienes o la recepción de servicios.

Su ámbito de aplicación se extiende a lo que la Resolución denomina “empresa”, que define como aquella persona jurídica o empresario persona física que actúe en el ejercicio de su actividad independiente económica o profesional que deba elaborar cuentas anuales de acuerdo con nuestro Derecho contable o que las elabore voluntariamente. Esta información deberá ser incluida por todas las empresas españolas, tanto en sus cuentas anuales individuales como en las consolidadas.

La información a incluir en la memoria de las cuentas anuales sobre los aplazamientos de pago será la siguiente (en la resolución se incluye un modelo de tabla para suministrar esta información):

  • Importe total de los pagos realizados a proveedores en el ejercicio,  distinguiendo los que hayan excedido los límites legales de aplazamiento.
  • Plazo medio ponderado excedido de pagos durante el ejercicio.
  • Saldo pendiente de pago al cierre del mismo que acumule un aplazamiento superior al plazo legal.

No obstante, para aquellas empresas que puedan formular la memoria en su formato abreviado, se reducirá la información a suministrar, elminándose la obligación de informar sobre el Plazo medio ponderado excedido de pagos.

En cuanto al regimen transitorio, el plazo legal máximo de pago se ajustará progresivamente conforme a lo establecido en la Disposición Transitoria segunda de la Ley 15/2010, siendo el calendario el siguiente:

  • Hasta el 31 de diciembre de 2011, el plazo máximo será de 85 días.
  • Entre el 1 de enero de 2012 y el 31 de diciembre 2012, será de 75 días.
  • A partir del 1 de enero de 2013, será de 60 días.

Este calendario no será de aplicación a los productos de alimentación frescos y perecederos, para los cúales se ha establecido un plazo máximo de 30 días, y sus efectos son inmediatos desde la entrada en vigor de la Ley 15/2010. Además, para aquellas empresas constructoras de obra civil que mantengan vivos contratos de obra con diferentes Administraciones Públicas, con carácter excepcional por un período de dos años, pueden acordar con sus proveedores y subcontratistas  un plazo superior al establecido en el calendario anterior, permitiéndose 120 días en el primer período (hasta el 31 de diciembre de 2011) y 90 días en el segundo (entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2012). A partir del 1 de enero de 2013, el plazo será de 60 días (igual al resto).

Por otra parte, en el primer ejercicio de aplicación de esta Resolución  (normalmente será el cerrado a 31 de diciembre de 2010), solo habrá que informar sobre el importe del saldo pendiente de pago a los proveedores, que, al cierre del ejercicio, acumule un aplazamiento superior al plazo legal de pago. Además, no se incluirá información comparativa del ejercicio precedente, considerándose cuentas anuales iniciales a los efectos exlusivos de esta nueva obligación.

Para concluir sobre este tema, la Administración mediante esta obligación de informar en la memoria sobre los “excesos” en los plazos de pago, se ha dotado de una valiosa herramienta para controlar el cumplimiento de la Ley 15/2010, tanto directa como indirectamente, puesto que las acciones de cesación y de retracción de prácticas abusivas podrán ser ejercitadas por asociaciones, federaciones de asociaciones, corporaciones de empresarios…, Cámaras Oficiales de Comercio, Industria y Navegación y colegios profesionales, por lo que tendrán una fuente de información valiosa suministrada por el mismo Órgano de Administración de las entidades.

Además, esta nueva información en memoria se convierte en un indicador más para analizar el riesgo de crédito de una entidad, puesto que una sociedad que alcance un valor considerable de su Plazo medio ponderado excedido de pagos, nos mostrará la posible existencia de tensiones de liquidez y deberíamos plantearnos una reducción del riesgo permitido a nuestro cliente. 

Por último, mediante los comentarios al blog, intentaremos aclararles cualquier duda al respecto de este tema, o aprovechen para plantear nuevos temas para posteriores entradas.

 

3 Responses to Nueva información en memoria: Aplazamientos de pago a proveedores.

  1. dsoriano10 dice:

    Gran artículo. El problema de esta normativa, además de la situación económica actual, radica en que las administraciones públicas son las primeras que no van a aplicar esta nueva normativa (que tienen otros plazos).
    Sin embargo, lo que está claro que es un imperativo legal, y por tanto ha de cumplirse, de hecho las grandes empresas están realizando los ajustes oportunos para conseguir el cumplimiento de la normativa, unos motivados por el cumplimiento de la normativa y otros por no “salir en los papeles” dañando la imagen de la compañía, por lo que en algunos sectores pudiera tener un efecto dominó.

  2. Maria dice:

    Entiendo el objetivo de la norma, pero considero que la obtención de la información requerida para las empresas de mediano y gran tamaño, si se pretende que ésta sea fiel, es realmente complicada, y en muchos casos requerírá un cambio de los sistemas, o una estimación muy subjetiva de la misma, con lo que la norma no solucionará gran cosa.

    • audifiel dice:

      Estimada María,

      Consideramos que dependerá, como en tantos temas, de la predisposición política con el tema. Y, aunque no tenga mucho que ver, quién nos iba a decir hace unos años que no se podría fumar en los bares.

      Entendemos que es un tema a solucionar en el medio plazo, y que será beneficioso para todos. Como todo cambio, al principio, traerá sus inconvenientes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos, están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>